Marco Legal

Marco Legal

Aspectos principales de la ley N°21.145

La ley N°21.145 contiene modificaciones a la ley matriz de donación y trasplantes. De los cambios más importantes que consigna, se encuentran:

1) La creación de un mecanismo para depurar el actual Registro Nacional de No Donantes.

Para esto, toda persona que perteneciera al Registro Nacional de No Donantes, debía ratificar dicha decisión hasta el 12 de marzo del 2020, lo que fue informado por el Ministerio de Salud en este sitio y a través del Diario Oficial.

Cumplido este plazo, el Registro Civil y de Identificación debía depurar el listado, dejando sólo a las personas que ratificaron su condición de no donantes en éste.

De este modo, el Registro Nacional de No Donantes, que estuvo construido en dos periodos distintos, actualmente está construido por quienes ratificaron su condición de no donantes.

Así también, a partir del 12 de septiembre del 2020, toda persona que no hubiese realizado la ratificación de su condición de no donante, se considerará como donante, conforme a la ley.

Registro de donantes

2) El respeto por la voluntad de la persona.

De acuerdo a esta ley, se establece como punto principal el respeto por la decisión de la persona, tanto de la inscrita como de la no inscrita en el Registro Nacional de No Donantes, independiente de la postura familiar frente a la donación de órganos y tejidos.

3) En el proceso de donación, la familia será informada sobre la condición de donante.

Si la persona que acaba de fallecer, cumple con los criterios clínicos y aparece en calidad de donante tras la consulta del Registro Nacional, se le comunicará a la familia sobre esta condición. Lo anterior, considerando que la donación de órganos y tejidos es parte de los cuidados de fin de vida, al garantizar el derecho de donar de quien falleció.

A partir de la entrada en vigencia de las modificaciones mencionadas, la familia deberá respetar la calidad de donante, a menos que posean un documento de carácter notarial, firmado en vida por quien falleció, que diga lo contrario.

Recordemos que todas las personas mayores de 18 años son donantes de órganos y tejidos, a menos que estén inscritas en el Registro Nacional de No Donantes. Para la inscripción en este listado, es necesario acudir a la Notaría Pública más cercana.