Trasplantes

Trasplantes

¿Qué es?

Es un procedimiento quirúrgico en el que se sustituye un órgano o tejido enfermo, o parte de éste, por uno sano. Esto permite mejorar la calidad de vida y sobre vida de muchas personas.
Para que esto ocurra, tiene que existir un donante y un receptor compatibles.

Trasplante por donante fallecido

Una vez que se detecta que una persona necesita de un trasplante como opción clínica de tratamiento, sus antecedentes son derivados, por un Centro de Trasplantes acreditado, al Instituto de Salud Pública (ISP) para su ingreso a la lista de espera, única y nacional. Por ley, es responsabilidad del ISP la administración y confección del listado nacional de receptores.

Trasplante por donante vivo

En el caso del trasplante hepático con donante vivo, se implanta en la persona enferma un trozo de hígado sano proveniente de un donante compatible –generalmente el padre o la madre–, que se adapta al tamaño del abdomen del receptor, mientras el hígado del donante también regenera su volumen hasta alcanzar el tamaño original, en un período de alrededor de dos meses.

¿Qué órganos y tejidos se trasplantan?

Los órganos que pueden ser trasplantados de un donante fallecido son:

corazón

Corazón

pulmones

pulmones

hígado

hígado

riñones

riñones

páncreas

páncreas

En el caso del donante vivo, en nuestro país, se pueden trasplantar riñones e hígado.

riñones

riñones

hígado

hígado

Los tejidos que pueden ser trasplantados a partir de un donante fallecido por criterio neurológico son córneas, piel y tejido óseo. Las córneas también pueden ser obtenidas a partir de un donante fallecido por paro cardiorrespiratorio.

Por otra parte, existen tejidos obtenidos de donantes vivos. Estos tejidos corresponden, por una parte, a placentas obtenidas en partos por cesárea. Por otra parte, la cabeza femoral se obtiene de personas que hayan recibido un implante o prótesis de cadera. Para ambos casos, los tejidos corresponden a desechos biológicos de estos procedimientos.